* Por “errores administrativos”, YPFB detiene proceso antes de firmar contrato.

* Como pan que se quema en la puerta del horno, firma italiana Tecnimont pierde negocio de más de 2.000 millones de dólares.

La Paz, 27 jun – Yacimientos Petrolíferos Fisdcales Bolivianos (YPFB) anuló el trámite de adjudicación a la empresa italiana Tecnimont del proyecto de construcción de la planta Propileno/Polipropileno en el departamento de Tarija, informó el martes el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, durante su informe oral ante la Cámara de Senadores en La Paz.

«YPFB me ha informado que el día de hoy se procedió a la anulación de la adjudicación del contrato para la construcción de la planta petroquímica Propileno y Polipropileno debido a errores administrativos», dijo.

La anulación del trámite se registró pocos días después de que Oscar Barrriga asumiera el cargo de presidente interino de la estatal petrolera en reemplazo de Guillermo Achá, en medio de un escándalo por el intento de compra de tres taladros con presunto sobreprecio a una fábrica también italiana.

Sánchez explicó a los senadores que cuando el presidente Evo Morales posesionó a Barriga, la semana pasada, le instruyó realizar una revisión de todos los contratos de la estatal petrolera.

Carátula de la resolución de YPFB, que anula, antes dela firma de contrato, la adjudicación del proyecto petroquímico a la firma italiana Tecnimont. (Erbol).

«En esa revisión del informe técnico legal, encuentran errores administrativos y el Responsable del Proceso de Contratación (RPC) emite la Resolución Administrativa que anula la adjudicación», explicó el Ministro, citado en un boletín institucional.

Un proceso de contratación regular, que sigue a la adjudicación, debe seguir diversos pasos en los que participa la Comisión de Contratación y el RPC que, a su turno, verifican todos los requisitos que se plantean en el Documento Base de Contratación (DBC).

En ese marco, en caso de que no se cumplan tales requisitos, se impone la anulación de la adjudicación, tal como sucedió con el trámite para la construcción de la planta.

«Entre la adjudicación y la firma de contrato es normal y común anular el contrato. No se ha firmado el contrato, ha sido adjudicado y, en el proceso de revisión, se ha procedido a la anulación de la adjudicación. Eso significa volver a repensar en un nuevo contrato y lanzarlo en una convocatoria pública internacional las próximas semanas o meses, nos tomaremos un tiempo», precisó Sánchez ante los legisladores.

El senador opositor Óscar Ortiz (UD) calificó la decisión de YPFB como positiva, pero dijo que es igual a la admisión de que hubo irregularidades en el proceso para la contratación de más de 2.000 millones de dólares.

Tras su informe en el Senado, el titular de Hidrocarburos conversó con los medios de comunicación. Señaló que el contrato con Tecnimont no fue administrado por su cartera, sino por YPFB, que seguramente en las próximas horas dará a conocer cuáles fueron los motivos para la anulación del contrato.

“El responsable de contratación es YPFB que debe informar a cabalidad y con fundamento necesario cuál ha sido el objeto de la anulación (…). Pero no hay daño económico como no hubo en el caso Taladros porque no se erogó un peso», indicó.

Consultado si este nuevo caso no daña la credibilidad de YPFB después de que se evidenciara un proceso irregular de contratación de la italiana Drillmec para la provisión de taladros que le costó la libertad a varios exfuncionarios incluido Achá, el Ministro respondió con una contra-pregunta: ¿Qué es credibilidad para usted? ¿De qué acciones me habla? Si es una falta administrativa y tenemos la opción de anular el contrato para que no haya daño económico y no haya observaciones mayores ¿cuál es esa credibilidad?”.

Sánchez dijo que los periodistas quieren encontrar a “algún culpable”, pero que lamentablemente en este caso no lo hay. “Cuando estamos por adjudicar, por qué adjudicamos, cuando anulamos, por qué anulamos, las preguntas siempre son así”, cuestionó.

MÁS INVESTIGACIÓN

El senador solicitante del informe, Ortiz, aifmró que no es suficiente la anulación del contrato, pues se debería activar desde la Fiscalía una investigación seria de todo el proceso de contratación, además de realizar una auditoría especial por parte de la Contraloría General del Estado.

La anulación del contrato implica pues la admisión de que hubo irregularidades. El Ministro seguramente en protección al señor Achá -que no entiendo- y a su gestión sigue hablando sólo de errores administrativos, no podemos creer que sólo por errores administrativos se anuló el contrato millonario, quizás el mayor caso de corrupción de nuestra historia”, señaló

Ortiz recordó que no sólo expertos del área de hidrocarburos, sino también él mismo denunció cierto favoritismo a la empresa Tecnimont para que se adjudicara tres fases del mismo proyecto.

RI/ -reportes ABI y ANF

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?