Cochabamba, 22 jun – El representante de la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Bolivia, Denis Racicot, dijo que llama poderosamente la atención la decisión que tomó la justicia chilena al declarar culpables y aprobar la expulsión de los siete aduaneros y dos militares bolivianos detenidos en frontera cuando desarrollaban operativos de lucha contra el contrabando.

Racicot invitó a los colegios de abogados de Bolivia y Chile a analizar el caso y realizar una «sana crítica» al proceso para que un suceso de esas características no se vuelva a repetir entre ambos países.

«Llama poderosamente la atención. Llama la atención de la decisión de la justicia chilena en el caso e invito a todos los abogados de Bolivia y los abogados de Chile a estudiar la decisión de este caso», sostuvo Racicot el miércoles, tras conocerse la sentencia dictada por una jueza de Iquique.

A su juicio, son confusas las circunstancias de la detención de los bolivianos en frontera, porque el producto que se iba a decomisar no podía ser legalizado en ninguno de los dos países.

«Hay que hacer una sana critica para que evitemos en el futuro semejante decisión, desde la perspectiva del derecho penal, del derecho procesal penal, desde la perspectiva de los derechos humanos», insistió.

El Gobierno de Bolivia denunció a la comunidad internacional acciones de tortura cometidas por policías de Chile en contra de los nueve bolivianos capturados el 19 de marzo en la frontera.

No obstante, la justicia de Chile declaró culpables a los nueve bolivianos detenidos en ese país y los condenó a tres años de cárcel; aunque sustituyó esa pena por su expulsión en un plazo de 30 días, además impuso un pago equivalente a 48.300 dólares.

/ ABI

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?