El Alto, 06 jul – En un acto emotivo que concentró a la micro, pequeña y mediana empresa de la ciudad de El Alto, la alcaldesa, Soledad Chapetón, inauguró el jueves la segunda versión de la Feria a la Inversa, que se desarrolla en el coliseo del colegio Don Bosco hasta el 25 de Julio.

De acuerdo con la autoridad edil, para esta versión de la feria, el Municipio abrió alrededor de 350 carpetas de contratación por más de 30 millones de bolivianos, entre bienes y servicios que las empresas deben ofrecer de forma transparente y ágil.

Para este cometido, dijo, se capacitó a más de 600 firmas sobre los requisitos que deben cumplir y los mecanismos necesarios para poder adjudicarse los diferentes proyectos y servicios municipales, cumpliendo con todos los parámetros legales y administrativos que se exigen por ley.

Detalló que todas las secretarías y unidades ediles trabajaron arduamente para presentar sus requerimientos, que van desde material de oficina, de trabajo, equipamiento y maquinaria para encarar los diferentes proyectos que se tiene.

Enfatizó que las adjudicaciones serán rápidas y sin burocracia, pues este método de adquisición de bienes y servicios es transparente y de cara a la población, para que se conozca el destino de los recursos que administra el Municipio.

Por su parte, la gerente de Operaciones de la Fundación Feria a la Inversa, Flavia Giménez, destacó los esfuerzos que realiza la alcaldesa Chapetón para transparentar su gestión, aseugrando que en los días de feria se harán adjudicaciones rápidas y con informes semanales,

Requerimientos

Entre los principales requerimientos que tiene la Alcaldía alteña figuran: indumentarias de trabajo, insumos médicos, mobiliario y equipamiento escolar, herramientas de obras civiles, equipos de comunicación, computadoras y maquinaría.

De las 350 carpetas presentadas, 200 corresponden a obras o proyectos de construcción y 150 a la compra y contratación de bienes y servicios.

/ -AMI, reporte oficial

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?