* Decreto Supremo que autoriza el pago fue firmado el viernes.

* Presidente Morales anuncia un gran recibimiento a los aduaneros y militares.

La Paz, 23 jun – Un decreto supremo aprobado con urgencia el viernes dispuso que el Tesoro General de la Nación pague la multa de casi 50.000 dólares que exige la justicia chilena como condición para permitir la repatriación de los nueve bolivianos que estuvieron detenidos dtres meses en Iquique y que terminaron condenados y expulsados.

El pago de la multa tiene sentido humanitario y patriótico, pero de ninguna manera constituye una admisión de culpabilidad de los siete aduaneros y dos militares a los cuales Chile detuvo en la frontera y condenó por supuestos delitos de robo, contrabando y porte ilegal de armas de fuego, dijeron autoridades.

El presidente Evo Morales informó en la tarde del viernes que ya había firmado el decreto supremo, mediante el cual el Estado boliviano se hará cargo de pagar la multa.

El presidente Evo Morales anuncia en Cobija la aprobación del decreto para el pago de la multa dispuesta por la justicia chilena. (GAMC).

“Ya firmamos el decreto supremo (…) He pedido al Ministro de Economía rápidamente después de la firma del Decreto Supremo de transferencia de los casi 50 mil dólares a la Aduana, ya la Aduana deposite para que nuestros nueve hermanos bolivianos vuelvan rápidamente a territorio nacional”, dijo el mandatario en un acto en la ciudad de Cobija.

La multa fue impuesta por la jueza chilena Isabel Peña específicamente por el delito de contrabando en que habrían incurrido los bolivianos al ingresar a territorio chileno con dos vehículos oficiales.

La sanción económica es de más de 32 millones de pesos chilenos (equivalentes a 49.834 dólares al cambio del viernes) y se calculó por el valor de los dos vehículos objeto del supuesto contrabando.

Los nueve funcionarios bolivianos fueron detenidos el pasado 19 de marzo en Chile luego de traspasar la frontera en un operativo contra el contrabando. El 21 de junio, la jueza Peña los condenó a tres años de cárcel y la multa, pero conmutó la privación de libertad por la medida sustitutiva de expulsión de su país.

Morales anunció que se planeará un gran recibimiento a los nueve bolivianos, a quienes llamó “mártires de la reivindicación marítima”.

El decreto también autoriza la transferencia de otros 2.000 dólares del Tesoro por concepto de “comisiones bancarias, actualizaciones, diferencial cambiario y otros gastos emergentes”.

La sentencia dictada el miércoles 21 de junio en Iquique fija un plazo de 30 días para que se produzca la expulsión de los bolivianos de territorio chileno.

RI/ -reporte Erbol

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?