La Paz, 03 jun – El Gobierno de Bolivia aplaudió el fin de la huelga aduanera en Chile, que dañó el comercio exterior y causó una «terrible violación» a los derechos humanos de decenas de transportistas bolivianos que estuvieron trancados diez días en la frontera.

El conflicto interno chileno agravó la tensión política entre ambos países, que desde hace más de dos meses están enfrentados por la detención de nueve funcionarios aduaneros bolivianos en una cárcel del norte chileno, acusados de violación de frontera, robo y porte ilegal de armas, cargos que el Gobierno de Evo Morales rechaza tajantemente.

«Saludamos esta decisión (la suspensión de la huelga) que pone fin a una situación de terrible violación de los derechos humanos más básicos de nuestros compatriotas transportistas», dijo el ministro de la Presidencia, René Martínez, poco después de que llegara el anuncio del fin de la huelga en Chile, en la noche del viernes.

Mediante una nota de prensa, el Gobierno recordó que Carabineros de Chile habían obstaculizado el suministro de alimentos y agua a más de 1.000 camioneros bolivianos trancados en la frontera altiplánica, además de la violación sistemática del Tratado de 1904 que establece el «libre tránsito» y que dejó mediterránea a Bolivia 25 años después de la invasión militar por parte de Chile al entonces puerto boliviano de Antofagasta.

El pasado domingo 28 de mayo, por instrucción de Morales, Martínez viajó hasta la frontera con víveres para unos 1.000 conductores y sus acompañantes varados en el lado boliviano del corredor internacional, a causa del paro de los agentes de la aduana de Chile.

«Al levantar la huelga, el sindicato de trabajadores de la Aduana de Chile deja mal parado al canciller de ese país, Heraldo Muñoz, quien en una reiterada actitud de difusión de falsedades intentó negar la gravedad del paro», dijo Martínez.

El ministro de la Presidencia agregó que continuará con la verificación de acciones preventivas y jurídicas para evitar que ese tipo de perjuicios a la economía nacional vuelvan a registrarse.

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia estimó que el paro aduanero chileno ocasionó una pérdida diaria al país de 11 millones de dólares; mientras que el Ministerio de Minería reportó que el sector registró una pérdida de 350.000 dólares al día ante la imposibilidad de exportar minerales.

SUSPENSIÓN

La Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas de Chile (Anfach) determinó el viernes suspender el paro indefinido que cumplía desde el 24 de mayo.

Según el diario digital Emol, los funcionarios ejecutaron esa medida de presión para exigir al Gobierno chileno el incremento de personal de planta.

El presidente de la Anfach, Marcelo Reyes, informó que por el momento se coordina la primera reunión con autoridades de ese país, para el martes o miércoles de la próxima semana

«Queremos avanzar rápido en un acuerdo. Así que desde este momento dimos la instrucción de Arica a Punta Arenas de volver a nuestras funciones», indicó.

RI -reportes ABI

¿Necesitas Ayuda?