El Alto, 04 jul – Las autoridades municipales de El Alto extreman esfuerzos para identificar a la empresa o personas particulares responsables de haber arrojado el lunes en plena calle media tonelada de pollos en descomposición, en un atentado a la salud pública que se suma a las deficiencias del servicio de recogida de basura.

Los pollos en descomposición, desechados en una calle de la zona Luis Espinal, cerca del aeropuerto de El Alto.

Roció Pérez, responsable de inocuidad alimentaria de la Intendencia Municipal, indicó que al detectarse que el producto desechado estaba siendo recogido por algunas personas, con grave riesgo para la salud, en la tarde del lunes se secuestró todo el pollo para llevarlo al relleno sanitario.

Según la funcionaria, los vecinos dijeron que los pollos fueron lanzados en la vía pública en horas de la madrugada del lunes. No se identificó de inmediato a la empresa responsable, puesto que la carne no tenía sellos ni símbolos.

El intendente Israel Marca informó que la empresa encargada debió hacer el entierro sanitario del polio en descomposición o incinerarlo, pero como no lo hizo incurrió en el delito de atentado contra la salud pública.

Denuncia de vecinos

“A denuncia de los vecinos de la zona Luis Espinal, por inmediaciones del aeropuerto, se ha podido evidenciar una gran cantidad de pollos que han sido desechados en el sector, presumimos por alguna empresa, esto por el gran número de pollos”, explicó el intendente Municipal de El Alto, Israel Marca.

“Es un atentado para la ciudadanía, porque los pollos eran recogidos por algunas personas hasta en vehículos, esto ocurrió antes de constituirnos en el lugar. Se ha hecho la revisión de los pollos y no se ha podido evidenciar ninguna identificación. Las indagaciones van a determinar su procedencia”, agregó.

/ -reportes Erbol, AMI

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?