(La Paz, 9 de agosto 2021). – La secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) lamenta que la Fiscalía de Bolivia busque informes alternativos sobre las elecciones anuladas del 2019, ratificó sus hallazgos y pide honrar el carácter vinculante de los hallazgos del Análisis de Integridad Electoral.

La OEA informó mediante una nota que tomó conocimiento del informe que la Fiscalía encargó a tres miembros de un grupo de investigación de la Universidad de Salamanca, España, y recordó que el Análisis de Integridad Electoral de 2019 se realizó mediante un acuerdo entre el Estado boliviano y el organismo internacional.

“Como lo señala el numeral 6 del Acuerdo entre la Secretaría General de la OEA y el Estado Plurinacional de Bolivia Relativo al Análisis de Integridad Electoral de las Elecciones Generales del 20 de octubre de 2019, el resultado del informe es vinculante para las dos partes. Corresponde lamentar, por tanto, los permanentes intentos de buscar informes alternativos que, además, dejan en evidencia de manera cada vez más contundente la seriedad, profesionalidad y certeza de los informes presentados por la OEA. Por estas razones técnicas y de derecho se insta al Estado boliviano a honrar el acuerdo firmado. Las permanentes violaciones al acuerdo dejan en claro la falta de apego a los compromisos adquiridos en el marco del Sistema Interamericano”, señala la nota de la OEA.

Durante el gobierno del expresidente Evo Morales y la OEA firmaron un acuerdo para la realización de la auditoría integral de las elecciones generales realizadas el pasado 20 de octubre de 2019. Sin embargo, tras las nuevas elecciones y la instauración de un nuevo gobierno, la nueva administración puso en entre dicho el carácter vinculante del informe, en cambio se impulsa una investigación de un presunto “golpe de Estado”.

También la Fiscalía encargó al Grupo de Investigación Deep Tech Lab de Bisite la realización de un informe sobre la parte informática de las elecciones del 2019 y en base a ese documento el Ministerio Público ordenó cerrar el caso denominado “fraude electoral”.

Según la OEA, quedó demostrado “una y otra vez que, por más informes que se contraten”, el informe del Análisis de Integridad Electoral de las Elecciones de a Generales del 20 de octubre de 2019 será la referencia fundamental por haber sido el único realizado en tiempo y forma, “in loco” y con las necesarias capacidades técnicas de expertos y peritos para revisar distintos elementos del proceso electoral y acceder a la evidencia.

Indica que no existe un análisis más exhaustivo sobre las elecciones del 2019 en Bolivia que el realizado por las distintas instancias de la OEA. Señala que la información publicada fue producto de las observaciones de la Misión que fue desplegada para las elecciones, así como de los hallazgos y conclusiones del Análisis de Integridad Electoral llevado a cabo en días posteriores a los comicios.

Explica que el informe encargado por la Fiscalía de Bolivia no hace alusión a las “técnicas anti-forenses”, que pudieron aplicarse libremente en la infraestructura del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y “que facilitan la manipulación, sobreescritura, o eliminación de la potencial evidencia, con el objetivo específico de evitar la detección por parte del perito forense. Esto no puede soslayarse, puesto que dificulta dar certeza de los hechos en su dictamen e impide garantizar la integridad y la autenticidad de los datos”.

Añade que el documento del grupo de la Universidad de Salamanca tampoco aborda de manera específica los verdaderos riesgos de modificaciones de un software que no tenía preservación formal antes del proceso y fue modificado en pleno proceso electoral para TREP y cómputo. “El análisis de impacto, y en consecuencia su valoración, resultan deficientes en este aspecto”, indica.

/RI/Fuente ANF

Por webmaster

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?