La Paz, 13 jun – Tras cumplir una nueva jornada de bloqueo en nueve distintos puntos de La Paz, la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), liderizada por Jesús Vera, desarrolló el martes una marcha de protesta exigiendo la abrogación de la Ley de Fiscalización Técnica Territorial 233. La movilización culminó con el cerco al edificio de la Alcaldía.

«Hemos pedido que esta normativa se anule porque desde nuestra visión es atentatoria contra el derecho propietario», manifestó Vera ante los medios de comunicación.

Con pancartas en mano y gritando algunos estribillos en contra del alcalde Luis Revilla, decenas de vecinos protagonizaron marchas de protesta desde distintos distritos de la urbe. Las movilizaciones confluyeron en el centro paceño y se concentraron a las afueras del palacio consistorial que permaneció cerrado ante cualquier contingencia.

Frente a la alcaldía, los manifestantes pedían a gritos la renuncia de Revilla como muestra del rechazo que existe a la norma que, según la denuncia de los vecinos, daría luz verde a la demolición de casas (la mayor parte de éstas en las laderas) que fueron construidas fuera de la norma edil. Aunque cabe señalar que la Alcaldía aprobó un reglamento que excluye de la fiscalización a construcciones con carácter social de 3 y 4 pisos.

Asimismo, observan que los subalcaldes de los macrodistritos tendrían la potestad de ingresar a una propiedad privada sin ningún tipo de orden judicial, además de indicar que la norma es retroactiva.

Uno de los bloqueos realizados por juntas vecinales el martes en La Paz. (ABI).

Según el reporte de varios medios de comunicación, la explosión de un petardo, presuntamente lanzado por los movilizados, hirió a uno de los efectivos policiales que se encontraban resguardando el edificio edil.

Esta misma jornada y ante el pedido de la anulación total de la ley 233, el concejal de Sol.Bo, Fabián Siñani, indicó que se trata de una demanda que no podrán atender debido a que la ley va en contra de avasalladores y los loteadores.

“No vamos a dialogar absolutamente nada. Ellos plantean abrogar la ley y no vamos a abrogar nada. Nosotros no vamos a estar de acuerdo de ninguna manera de eliminar o abrogar una ley que va a luchar contra los loteadores”, refirió.

Siñani criticó la movilización por ser un perjuicio más para la ciudad. Además, reiteró que se trata de una acción “política-partidaria” desarrollada por Vera, quien iría «a favor de los que promueven los avasallamientos».

“Que los loteadores y avasalladores hagan su ‘agosto’ no lo vamos a aceptar. Que (Vera) deje de hacer política con este tema tan sensible; que deje de mentir a la ciudadanía y a la gente pedirle que esté atenta para no prestarse a las acciones políticas de este señor”, dijo.

IMPACTO

La segunda jornada de marchas y bloqueos vecinales tuvo aparentemente un impacto reducido en las actividades públicas y privadas de La Paz.

Sin embargo, fue notoria la disminución de los servicios de microbusos y minibuses de transporte urbano, ocasionando dificultades especialmente a las personas que se trasladan entre las ciudades de La Paz y El Alto.

Esto provocó que el teleférico sea de nuevo objeto de ua gran demanda, expresada en largas filas de usuarios ensus diversas estaciones.

RI/ -reporte ANF

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?