Restos de burros y caballos decomisados por la Alcaldía de El Alto en un matadero clandestino cuando iban a ser enviados a fábricas de embutidos. (AMI).

Media tonelada de carne de burro y de caballo, lista para su venta a fábricas de embutidos, fue decomisada por la Intendencia Municipal de El Alto en un matadero clandestino, en un operativo que produjo también la detención de tres personas que fueron acusadas de atentar contra la salud pública, entre otros delitos.

El matadero funcionaba en un terreno baldío de la zona San Roque, en el Distrito 7 de El Alto, donde el pasado lunes en la tarde se realizó el operativo conjunto de la Intendencia y la Policía, informó la agencia municipal AMI.

El precario matadero estaba instalado cerca de un cementerio y sus empleados eran vistos con frecuencia arrojando restos de animales, como cueros y vísceras en el llamado Río Negro, según las denuncias de vecinos que dieron origen a la intervención de las autoridades.

“Hemos intervenido una actividad que atentaba contra la salud de la población alteña. En el matadero clandestino se ha evidenciado el faenado de 500 kilos de carne que equivalen a seis burros y tres caballos y que estaban listos para su comercialización”, dijo el intendente municipal, Israel Marca.

“Por los primeros indicios, estas personas estarían implicadas en este ilícito hace bastante tiempo (…) Esta carne es comercializada para realizar embutidos en los diferentes centros de abasto en el municipio de El Alto. Replicaremos estos operativos en los diferentes distritos ya que este producto también se comercializa en los diferentes centros de abasto del municipio de La Paz”, añadió el intendente.

El matadero fue clausurado de inmediato y la carne decomisada, que en parte estaba ya en descomposición, será incinerada, dijeron las autoridades.

Especialistas en salud dijeron que el consumo de carne no apta para humanos -por su origen o por su mala manipulación- puede ocasionar problemas gastrointestinales, como triquinosis, teniasis, salmonellosis, gastroenteritis e inclusive casos de rabia humana.

La intervención al matadero estuvo amparada por la Ordenanza Municipal 301/2012 que dispone el decomiso de productos que no son aptos para el consumo humano, para precautelar la salud de la ciudadanía.

EL ALTO/ RI

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?