* Bolivia responderá hasta julio de 2018 a la demanda chilena ante la CIJ.

La Paz, 04 jul – El presidente Evo Morales denunció el martes que el Gobierno de Chile vulnera el reglamento de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para provocar de manera «interesada» e «inexacta» un debate público de la demanda por las aguas del Silala presentada por el país vecino ante La Haya.

El lunes el equipo chileno presentó en La Haya su memoria en la que pide a la CIJ declarar al Silala como un río internacional; la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, acusó a Bolivia de «pretender apropiarse de aguas que son compartidas» y su canciller, Heraldo Muñoz, dijo que «Bolivia cometió un serio error al amenazar a Chile con una demanda por el río Silala y no acordar, a través de negociaciones, un uso racional y equitativo de este río».

Bachelet aseguró además que su país dispone de suficiente evidencia geológica, hidroquímica, geomorfológica, biológica e hidrológica para afirmar que el Silala es un rio internacional.

«El reglamento de la Corte prevé que la memoria presentada por un Estado tiene carácter reservado hasta que la misma disponga su publicidad. El Gobierno de Bolivia no hará referencia alguna a su contenido, sin embargo, rechaza categóricamente las declaraciones vertidas por la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y su canciller Heraldo Muñoz, que no solo vulneran las disposiciones reglamentarias de la Corte al revelar de manera interesada e inexacta los alcances de la disputa, sino que provocan abiertamente un debate público en los medios», dijo Morales.

Notificación

El primer mandatario informó que la CIJ notificó al agente boliviano Eduardo Rodríguez Veltzé la presentación, por parte de Chile, de la memoria de denuncia del caso Silala.

«El Gobierno de Bolivia procederá al análisis minucioso de cada uno de los argumentos presentados por Chile, los cuales serán debidamente contrastados con la documentación con que contamos y con los cuales nuestro equipo de expertos nacionales e internacionales preparará la respectiva contramemoria y contrademanda de Bolivia hasta el 3 de julio de 2018″, señaló.

Bolivia sostiene que el Silala es un manantial y que el curso del agua fue conducido al norte chileno por un sistema de acueductos artificiales. Chile afirma que el Silala es un río internacional.

Morales dijo que Bolivia responderá debidamente a la demanda presentada por Chile preservando los intereses y los recursos naturales del país y, sobre todo, precautelando el agua como fuente de vida y la preservación y sostenibilidad del medio ambiente».

Anticipó que la defensa boliviana analizará «minuciosamente» los argumentos de Chile sobre los canales artificiales construidos para llevar asu territorio las aguas que brotan en el altiplano boliviano para abastecer a operaciones mineras.

«Nos llama profundamente la contradictoria postura del Gobierno de Chile que decide demandar a Bolivia ante estrados internacionales, cuando al mismo tiempo admite aprovechar unilateralmente, por medio de una infraestructura artificial, la totalidad de las aguas de los manantiales. Sorprende también la defensa que hace el Gobierno de Chile del uso no vital del recurso del agua fresca en desmedro de los derechos de la Madre Tierra», añadió.

/ ABI

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?