(La Paz, 16 de septiembre 2021).- El Ministerio de Salud y Deportes desplegó este jueves 266 brigadas médicas en El Alto, un “ejército de batas blancas” que llevará salud y vida a los habitantes de esa ciudad con rastrillajes e inmunización masiva contra el COVID-19. El objetivo es mejorar las bajas coberturas y en tres semanas llegar al menos al 70% de la población vacunable.

“Tengo que saludar la voluntad y entereza de mis hermanos de blanco, no está fácil la tarea, pero vamos a lograr con el despliegue de 266 brigadas médicas, más de 1.000 profesionales en salud”, afirmó el ministro de Salud, Jeyson Auza, en acto público.

Detalló que esas brigadas están integradas por médicos, enfermeras, estadísticos, personal de orientación y trabajadores en salud, para lograr una meta alta con trabajo esforzado.

“En vez de propiciar muerte, vamos a dar vida a nuestra población, es una diferencia fundamental, por eso teníamos que realizar esta actividad acá, en este lugar (Senkata), es momento de la reconciliación, tienen razón; pero no puede haber reconciliación sin justicia, primero justica”, aseveró.

Dijo que esas acciones se ejecutan en cumpliendo al mandato del presidente Luis Arce, que a su vez recibió este pedido del pueblo boliviano. En ese marco, indicó que se debe adoptar nuevas estrategias para cuidar la vida y salud de la ciudadanía ante la pandemia y una posible cuarta ola del COVID-19.

El Alto es uno de los municipios con mayor población, pero menor porcentaje de vacunación, y “si es necesario que mostros, como profesionales de la salud, tengamos que salir a mercados, instituciones de formación, sindicatos, ferias lo vamos a hacer, vamos a hacer todo lo que sea necesario”, aseguró.

Al inicio del acto se realizó un homenaje a los caídos en la masacre de Senkata en noviembre del 2019, durante el gobierno de facto de Jeanine Áñez, con un minuto de silencio.

En el acto, la presidenta de la Asociación de Fallecidos de Senkata, Gloria Quisbert, dijo que como víctimas del golpe de Estado de 2019, ellos solo buscan justica ante las vidas segadas, jóvenes, madres y padres que dejaron huérfanos a sus niños y mucho dolor en las familias de El Alto.

“Con esta vacuna, nosotros queremos seguir con vida y salud, porque en el 2020 nos encerraron y quitaron la educación”, expresó.

Al finalizar el acto se realizó el descubrimiento de un mural denominado “salud y esperanza”.

/RI/Fuente: ABI

Por webmaster

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?