(La Paz, 24 jul ).- Pedro Montenegro Paz, condenado este miércoles a seis años de prisión en el penal de Palmasola por falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado, no podrá ser extraditado a Brasil, donde lo requieren por narcotráfico, hasta que cumpla su condena en Bolivia.

El anuncio lo hizo el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, poco después de que se conoció la condena dictada por la jueza Marianela Salazar en un proceso abreviado que solicitó la defensa del propio Montenegro.

“A partir de tener conocimiento de una sentencia condenatoria ejecutoriada sobre el señor Montenegro el Ministerio Público se va a pronunciar sobre la procedencia de la extradición con efecto diferible, es decir que luego de que cumpla la condena que fue impuesta al señor Montenegro se debe dar curso a la extradición”, señaló la autoridad judicial.

En la mañana Montenegro, requerido por Brasil por narcotráfico, fue sentenciado a 6 años de prisión por los delitos de falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado, al haber adulterado su identidad para hacerse pasar como Pedro Hoffman Sainz.

La determinación fue asumida por la juez Salazar en un proceso abreviado solicitado a principios de mes por el propio Montenegro, tras haberse declarado culpable de haber cometido esos delitos en el país.

“Ya se le ha impuesto la pena de seis años, tal como se había llegado con los representantes del Ministerio Público. La sentencia se encuentra también debidamente ejecutoriada , toda vez que tanto el Ministerio Público, como el SERECI, el SEGIP y el Ministerio de Gobierno han renunciado a la apelación”, anunció tras la audiencia su abogado, Ariel Góngora.

Montenegro usaba la identidad falsa de Pedro Hoffman para no ser identificado, ya que en Brasil tenía una orden de captura desde 2015 por el delito de tráfico de drogas, tras haberse descubierto su vinculación con una red criminal que enviaba cocaína a Europa.

En ese mismo año llegó al país una solicitud de captura con fines de extradición y este año, tras que Montenegro se entregara a las autoridades bolivianas, Brasil hizo el pedido oficial de extradición y el caso quedó en consideración del Tribunal Supremo de Justicia.

Góngora fue consultado sobre este asunto y respondió que, como ya hay una sentencia ejecutoriada y ordenada por una juez, “en mi opinión como ciudadano boliviano (Montenegro) no puede ser extraditado”.

Durante las investigaciones policiales y tras haberse entregado en Bolivia se conoció que tenía una actividad económica de venta de ropa con un capital de unos 40.000 bolivianos, pero no obstante se le incautaron bienes por un valor de $us 4,1 millones.

/RI/Fuente: La Razón

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?