(La Paz, 19 jun ).- Al menos 400 internos del penal de San Pedro de La Paz dormían en pasillos por carecer de recursos económicos para pagar por una celda. Esa realidad fue desvelada gracias a un operativo que habilitó 327 nuevas celdas para privados de libertad, reveló la noche de este martes el viceministro de Régimen Interior y Policía, José Luis Quiroga.

Justamente como resultado de esa intervención, efectuada en la madrugada de este martes, 36 internos con «privilegios» y poder en el recinto carcelario fueron trasladados a los centros penitenciario de Chonchocoro (La Paz) y El Abra (Cochabamba).

«Unos 400 privados de libertad no tenían celdas y dormían en los pasillos, porque no tenían cómo pagarle al delegado de la sección; ahora esos delegados que cobraban se han ido a Chonchocoro o a El Abra», sostuvo Quiroga en el programa Anoticiando de la red ATB.

La calle Nicolás Acosta fue cerrada al tráfico vehicular porque se llenó con todos los artefactos incautados a los reclusos, entre los cuales hay televisores plasma e incluso mesas de billar, refrigeradores y una rostizadora de pollos, todo para el lucro de los reos que detentaban poder.

«Lo que eran tiendas, snacks, restaurantes y ambientes con mesas de billar se han transformado en celdas y esos privados de libertad que dormían en los pasillos esta noche van a dormir en celdas. Unos 327 han sido reubicados», explicó Quiroga.

Más de 2.000 internos acoge la cárcel de San Pedro, que según Quiroga será cerrada y los presos trasladados hasta el penal de Chonchocoro, a unos 35 kilómetros de la ciudad de La Paz, uan vez sea ampliada. Se prevé cumplir con ese objetivo hasta 2023.

Según Quiroga, en el país existen más de 19.000 personas encarceladas, de las cuales el 70% tiene detención preventiva.

/RI/Fuente: La Razón

¿Necesitas Ayuda?