El Supertanker en labores para sofocar el incendio en la Chiquitanía. | Foto: APG

Gobierno invirtió 24,2 millones de dólares para combatir incendios por aire y tierra

(La Paz, 10 oct ).- El presidente Evo Morales informó el jueves que el Gobierno invirtió 24,2 millones de dólares para combatir los incendios registrados principalmente en la Chiquitania mediante operaciones por aire y tierra en las que se movilizó una flota de aviones de gran capacidad y cientos de brigadistas nacionales y extranjeros.

“En recursos económicos dispuestos por los distintos ministerios de Defensa, Medio Ambiente, Salud, Desarrollo Rural y Tierras se invirtió de 24, 2 millones de dólares del Tesoro General de la Nación”, destacó el Jefe de Estado en una conferencia de prensa realizada en el Aeropuerto Internacional de Viru Viru con la participación de los actores que intervinieron en la cruzada contra el fuego.

Esa logística permitió reducir los focos de calor de 8.461 registrados el 17 de agosto, fecha en la que el Gobierno intervino con dos helicópteros con bambi bucket que sofocaron el punto de incendio en la comunidad de Chochis.

El 18 de agosto, el Ministerio de Defensa y la Gobernación de Santa Cruz coordinaron acciones ante la emergencia después de un sobrevuelo por la zona. Diez camiones cisterna de Defensa Civil fueron desplazados hasta el lugar.

Un día después, el Jefe de Estado confirmó el ingreso del tercer helicóptero para evacuar a personas afectadas de Roboré. El Gobierno preparó una gran cruzada de envío de ayuda humanitaria a los lugares del incendio forestal.

El 21 de agosto, la primera autoridad del país creó el Gabinete de Emergencia Ambiental para sofocar los incendios en la Chiquitania. Un cuarto helicóptero se sumó a las tareas de control de incendio con sistema bambi bucket.

La madrugada del 23 de agosto llegó a Bolivia el Boeing 747-400 Supertanker, el avión bombero más grande del mundo que a partir de esa fecha sofocó incendios en distintas zonas de la Chiquitania.

El 27 de agosto, el Presidente sobrevoló la zona Otuquis para verificar el avance en la lucha para controlar el fuego y comandó personalmente el apagado de los brotes de fuego en la comunidad Santa Rosa y otras regiones.

Asimismo, Morales inició el diseño de un plan para reparar los daños ocasionados por el incendio forestal en la Chiquitania y garantizó los recursos económicos que sean necesarios para ese propósito.

Posteriormente, se sumaron al combate contra el fuego el avión Ilyushin y el helicóptero Chinook; además de 17 helicópteros de menor capacidad de transporte, entre ellos, dos cedidos por el Gobierno de Perú; 7 avionetas y 260 vehículos para transporte de bomberos, 56 camiones cisterna y 26 ambulancias.

Los países que contribuyeron en esa tarea fueron Bélgica, Colombia, Japón, Canadá, Rusia, Francia, Argentina, China, Corea del Sur, EEUU, Inglaterra, Perú y Suiza.

/RI/Fuente: ABI

Dejar un comentario

Su email no será publicada.


*