(La Paz, 30 jul ).- La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) detuvo en el municipio cochabambino de  Quillacollo dos cisternas de combustible que llevaban 850 kilogramos y 680 gramos de cocaína del Perú. La investigación apunta a un clan familiar.

Los detenidos fueron identificados como Félix Ávila Figueroa, de 40 años, y Richar Herlán Roca Ávila, de 31 años. Ambos son de nacionalidad boliviana. Los uniformados sospechan que los responsables del tráfico de esta sustancia son los miembros de un clan familiar, debido a  que los conductores son parientes.

Según  el director nacional de la Felcn, Maximiliano Dávila, los efectivos de inteligencia están  tras las pistas de más  integrantes de esta organización familiar. Se conjetura que transportaban pasta base de cocaína desde Perú hasta Santa Cruz, para refinarla y luego enviarla, vía terrestre o aérea, a Brasil.

/RI/Fuente: Agencias

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?