El embajador de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti, recibió el miércoles la Presidencia del Consejo de Seguridad de manos de su colega de Uruguay, Elbio Rosselli.

«Hay algunos temas que están en el tapete de las negociaciones internacionales; está la situación de la península coreana, fundamentalmente por las pruebas nucleares y lanzamiento de misiles balísticos desde Corea del Norte. Por otro lado, la situación en Siria, Libia son de las situaciones más álgidas», afirmó Llorenti, tras el acto realizado en la sede de la ONU en Nueva York.

Durante su presidencia, Bolivia tendrá la facultad de dirigir las reuniones y representar al Consejo de Seguridad, además de proponer una agenda de trabajo.

«Presidir este órgano es una responsabilidad muy alta, queremos estar a la altura de esta responsabilidad. Bolivia tiene una voz muy clara en el concierto de la Naciones Unidas y fundamentalmente ahora mientras es parte del Consejo de Seguridad», agregó Llorenti.

La presidencia del Consejo de Seguridad rota mensualmente entre sus miembros, conforme al orden alfabético en inglés de los nombres de los Estados miembros.

Este miércoles culminó la presidencia de Uruguay y desde mañana Bolivia asume el liderazgo.

El Consejo de Seguridad está conformador por cinco miembros permanentes: China, Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos de América; además hay actualmente 10 miembros no permanentes: Bolivia, Egipto, Etiopía, Japón, Italia, Kazajstán, Senegal, Ucrania, Uruguay y Suecia.

NACIONES UNIDAS/ ABI

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?