El Servicio Nacional de Aduanas de Chile acusó de contrabando a tres de los ciudadanos chilenos que el 19 de marzo denunciaron por supuesto intento de robo a los nueve funcionarios bolivianos que desde esa fecha están detenidos en una cárcel de Iquique, provocando el roce más grave entre varios años entre ambos países.

Los nueve bolivianos -siete aduaneros y dos militares- fueron detenidos por fuerzas chilenas cuando cumplían labores de lucha contra el contrabando, llegando inclusive a intentar incautar el camión de los chilenos cargado con contrabando, y resultaron procesados no sólo por el mentado intento de robo sino también por portar armas sin autorización y otros delitos.

Los chilenos ahora procesados por contrabandistas son Roberto Castro, Sergio Arqueros y Mario Challapa, quienes, según la acción legal ingresada el 19 de mayo por María del Pilar Barrientos al Juzgado de Garantía de Pozo Almonte, tienen responsabilidades como autores, cómplices y encubridores en el presunto delito de contrabando.

Según el escrito, citado por el diario chileno La Tercera, Castro se encontraba en el sector de Tulapampa acompañado por Arqueros a bordo de un camión con “mercadería proveniente de la Zona Franca de Iquique, la que pretendía ingresar al vecino país por el paso no habilitado fronterizo”. En otro vehículo estaba Mario Challapa, quien junto a otros transportistas “esperaban las más favorables condiciones para la salida de las mercancías desde Chile hacia Bolivia”.

Pero tras el ingreso de ciudadanos bolivianos, “con vehículos y armamento”, a territorio nacional, los transportistas abandonaron el lugar.

Sin embargo, el último de los camiones fue interceptado y “mediante violencia e intimidación se apropiaron del vehículo y su carga, dejando al conductor y su acompañante abandonados en pleno desierto, para posteriormente conducirlo (el vehículo) a Bolivia, frontera que se cruzaría por el paso no habilitado del sector”.

Pero un problema mecánico los obligó a detenerse poco antes del límite, momento en que Carabineros los interceptó, tras haber sido alertados por los transportistas chilenos.

Tras confiscar el camión, funcionarios de Aduanas revisaron la carga consistente en prendas de vestir avaluadas en más de 161 millones de pesos chilenos (unos 320.000 dólares).

Desde fines de marzo, el Gobierno boliviano ha reforzado el control militar en la frontera con Chile, para frenar al contrabando. (ABI).

“Hasta la fecha de presentación de esta querella, no existen documentos que amparen la propiedad de las mercancías transportadas por el camión el 19 de marzo con destino a Bolivia, no fueron encontrados por Carabineros en el vehículo, ni tampoco se encontraron en poder de los ciudadanos bolivianos”, se lee en el documento.

En el mismo se pide despachar una orden de investigar para identificar los vehículos y personas que transportaban la mercancía, quiénes la encargaron, los proveedores, además de la incautación del camión.

Tras conocer la existencia de la querella de la Aduana chilena, el defensor de los nueve bolivianos, Claudio Vila, dijo que “la acción judicial ratifica la teoría que hemos planteado desde un principio y que no es otra que las supuestas víctimas estaban cometiendo el ilícito de contrabando y que los funcionarios bolivianos estaban ejecutando el control de ese delito, labor para la cual habían sido comisionados”.

El abogado añadió que “en las audiencias hemos expuesto de manera reiterativa que mis defendidos cumplían una función mandatada por el Estado boliviano y esta querella va en esa línea, elemento que también expondremos en la audiencia proyectada para el 20 de junio”.

El profesional comentó, además, que al revisar las declaraciones de los camioneros chilenos, y que son sindicados como víctimas por el Ministerio Público, ellos reconocen que se dedican al contrabando.

“En las declaraciones proporcionadas a personal de Carabineros y que se encuentran en la carpeta investigativa, ratificaron que las mercaderías que transportaban el 19 de marzo pasado eran de contrabando y que se dedicaban a eso. Este es un elemento más que fundamenta la solicitud de absolución”, insistió Vila.

INOCENCIA DE BOLIVIANOS

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, dijo el miércoles que la querella que presentó la Aduana de Chile contra tres supuestos contrabandistas abre la posibilidad de demostrar la inocencia de los nueve connacionales detenidos desde marzo en ese país.

«Esto confirma su inocencia y debe ser considerada por los fiscales (de Chile), se estaba analizando un juicio abreviado pero esta vez no debe ser sobre la base de la culpabilidad, eso es lo que sostiene el Gobierno y los familiares se pronunciaron sobre la misma línea», explicó Ferreira tras un acto que se realizó en el Colegio Militar de Aviación, en Santa Cruz.

El Ministro de Defensa criticó a Chile por politizar ese tema, provocando que el caso se complique en lugar de solucionarlo por el cauce natural que es la relación diplomática bilateral, y no en el ámbito judicial.

LA PAZ-SANTA CRUZ/ RI-reportes ABI y Erbol.

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?