(La Paz, 11 de junio 2021).- La expresidenta Jeanine Añez reveló que el expresidente y líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, se opuso a que la senadora Adriana Salvatierra (MAS) u otro senador de ese partido asuma la Presidencia por sucesión constitucional “ante una posible renuncia” de Evo Morales, ya que advirtió que las protestas de la ciudadanía continuarían.

La posición de Mesa habría sido expresada a Antonio Quiroga en el marco de las gestiones que el exministro de Comunicación Manuel Canelas hizo antes de la renuncia del entonces presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera.

En el documento de declaración se lee: «Don Antonio Quiroga recibe una llamada del entonces ministro de Comunicación, Manuel Canelas pidiendo una reunión entre Adriana Salvatierra el mismo Manuel Canelas, que la reunión será con Quiroga y el señor Ricardo Paz, esta reunión sería en la oficina del señor Quiroga en la calle Ecuador en la editorial Plural, en esa reunión Adriana Salvatierra plantea y anticipa ante una posible renuncia de Evo Morales, que ella accedería a la Presidencia en sucesión constitucional y llamaría a elecciones con un nuevo Tribunal Constitucional (sic). Y le consulta si eso sería aceptado por el señor Carlos Mesa. El señor (no se identifica nombre) Quiroga llama a Carlos Mesa por teléfono para consultarle y éste le responde que la ciudadanía no aceptaría esa sucesión (porque) las protestas continuarían”, señaló Áñez en su declaración ante el Ministerio Público, según el documento publicado ppr Página Siete.

La expresidenta enfrenta acusaciones por sedición, conspiración y terrorismo en el marco de una denuncia planteada por la exdiputada Lidia Patty. Esta semana compareció ante el Ministerio Público para declarar por el caso denominado “golpe de Estado”.

Según el MAS, la renuncia de Evo Morales y Álvaro García Linera a la presidencia y vicepresidencia fue producto de una interrupción del mandato y un “golpe de Estado”, porque las Fuerzas Armadas sugirieron su renuncia en medio de manifestaciones en rechazo a un presunto fraude electoral.

Tras su dimisión, la Iglesia Católica, la Unión Europea y líderes políticos llevaron adelante reuniones para ver una salida constitucional y pacífica ante el desgobierno que vivía el país.

Según versión de la Iglesia en esa instancia y con presencia de Salvatierra y la diputada Susana Rivero se acordó que la entonces senadora Jeanine Áñez asuma la presidencia en sucesión constitucional. Áñez no participó de estas reuniones y se realizaron tras las dimisiones de los jefes de Estado.

/RI/Fuente ANF

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?