(La Paz, 3 de junio 2021).- La inmobiliaria World Trade Center (WTC) Santa Cruz de la Sierra negó este miércoles tener vinculación en las irregularidades detectadas dentro del proceso de compra de gases lacrimógenos, por cuyo caso, el exministro de Gobierno, Arturo Murillo, su exjefe de gabinete, Sergio Méndez, y los ciudadanos estadounidenses Philip Lichtenfeld, Luis y Bryan Berkman, fueron detenidos en Estados Unidos (EEUU) acusados de sobornos y lavado de dinero. La WTC anunció que se hará una auditoria a los aportes cuestionados de Lichtenfeld y serán devueltos al Estado Boliviano.
En diciembre de 2019, el gobierno transitorio de Jeanine Añez acordó con la empresa Bravo Tactical Solutions (BTS) la compra de gases lacrimógenos y otros materiales no letales por el monto de 5,6 millones de dólares, con un sobreprecio de 2,3 millones de dólares, ya que la BTS adquirió ese material de la empresa Cóndor por el valor de 3,3 millones.
Hace unos días, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, señaló que esos recursos se desviaron en sobornos para beneficio de Murillo, Mendez, Lichtenfeld y otros, además de inversiones en “Proyectos Inmobiliarios El Doral S.A.”, empresa que tiene participación en los proyectos: WTC de Santa Cruz y la inmobiliaria “El Doral” de Cochabamba.
Al respecto, la WTC Santa Cruz señaló que sus operaciones se desarrollan con transparencia y ética empresarial, respondiendo a los valores de World Trade Centers Association (WTCA), con sede en Nueva York.
“Nuestra compañía es una desarrolladora de proyectos inmobiliarios, que no ha participado de ninguna actividad ajena a su rubro y, de ninguna forma, ha consentido, encubierto o participado directa o indirectamente de actividad ilícita alguna”, refiere el comunicado de la WTC.
Aclaró que todos los aportes de los accionistas han seguido procedimientos legales y han sido invertidos estrictamente en ese proyecto.
Ante los hechos que involucra a Lichtenfeld, la WTC señaló “hemos activado los mecanismos empresariales adecuados para excluir al sr. Philip Lichtenfeld de nuestro paquete accionario y del desarrollo del negocio. Además, hemos instruido una auditoria a los aportes cuestionados, los cuales serán devueltos al Estado Boliviano por los canales pertinentes”.
La inmobiliaria se comprometió a coadyuvar con la búsqueda de la verdad, el cumplimiento del derecho y la transparencia institucional, a fin de cuidar las inversiones de ciudadanos bolivianos y extranjeros que confiaron en esa empresa, para la construcción de WTC Santa Cruz de la Sierra, el cual próximamente será inaugurado.
/RI/Fuente ANF
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?