(La Paz, 18 ene ).- El Ministerio de Salud declaró el viernes alerta sanitaria y desastre medioambiental por el deslizamiento del relleno sanitario de Alpacoma, que pone en riesgo la salud de la población que vive cerca de ese botadero.

«Las acciones que se han ido tomando, son que, en la medida de este desastre ambiental que ha sido catalogado así se constituye en una alerta sanitaria, pero si las cosas recrudecen vamos a pasar a una emergencia sanitaria» informó en conferencia de prensa el responsable de la Unidad de Salud Ambiental, Daniel Cruz.

Explicó que la mayor preocupación radica en que los lixiviados no lleguen al Río de Achocalla, porque contaminarían también a los ríos que confluyen hacia el sector de Mecapaca, afectando los cultivos y sembradíos que abastecen de productos a los mercados de La Paz y El Alto.

Por su parte, la directora de Inlasa, María Rene Castro, explicó que se está trabajando en coordinación con el Ministerio de Medioambiente y Agua, para cuidar la salud de la población, porque sería «alarmante» pensar que las fuentes de agua se contaminen tras el deslizamiento.

«En este relleno sanitario va a parar toda la basura de la población, incluyendo la basura química de los diferentes laboratorios y hospitales de la ciudad, y esto podría haber llegado fácilmente a las vertientes», lamentó.

En pasado miércoles, los vecinos de Alpacoma, aledaña a La Paz, se declararon en estado de emergencia por el deslizamiento en el botadero que provocó olores nauseabundos que afectaron a varias zonas, además de generar contaminación ambiental, medida que fue endurecida en la víspera, con un bloqueo al principal ingreso a ese relleno sanitario.

Castro recomendó a la población consumir únicamente agua embotellada, hasta establecer los resultados de laboratorio que se realizan a las aguas de esas vertientes.
/RI/Fuente: ABI

 

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?