La Paz, 24 de septiembre (ANF).- “Quienes vienen a agredir a Santa Cruz no lo van a hacer. Con mi discurso el acto se da por cerrado”, de esta manera el gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho, no permitió que el presidente en ejercicio, David Choquehuanca, haga uso de la palabra. En su discursó emplazó al Gobierno a parar las persecuciones políticas en contra de opositores.

El acto de conmemoración a los 211 años de la gesta libertaria estuvo cargado de desaires. La primera autoridad departamental eludió saludar al jefe de Estado en su discurso, solo hizo una alusión genérica. “A los personeros del gobierno si es que no notaron un olor distinto. Tiene un olor a libertad este pueblo”, empezó su alocución. Tampoco le concedió el uso de la palabra como suele suceder en estos actos protocolares.

Camacho ya había anticipado que este 24 de septiembre no iba a permitir que se agreda a ese departamento, después que el presidente Luis Arce en la inauguración de la Fexpocruz manifestó que el 2019 se produjo un «golpe de Estado» y que la forma de resolver los problemas debiera ser a través de la democracia.

“Quiero decirles en su cara a los del Gobierno que ya está de buen tamaño, tiene que parar la persecución a opositores, tiene que parar la detención arbitraria y las violaciones a los derechos humanos. Esto es una democracia señores, una democracia que ustedes con sus abusos lo están (llevando) por el mal camino, lastimando a Bolivia”, afirmó.

Acotó que no puede imponerse por la fuerza y a través de la “justicia corrupta” como se está intentado hacer contra los alcaldes de Cochabamba y La Paz, Manfred Reyes Villa e Iván Arias, respectivamente. “Ganaron las elecciones, dieron tunda y no pueden usar la justicia corrupta para desconocer el voto popular”.

También abogó para que la expresidenta Jeanine Áñez, detenida en el penal de Miraflores desde el 15 de marzo de este año, sea investigada por una “justicia imparcial” como reconoció el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes que indagó la crisis política de 2019; y que debiera asumir su defensa en libertad porque su vida está en peligro.

Manifestó que el 2019 fue una generación que se rebeló “contra la dictadura que se pretendía instaurar con el fraude electoral”. Insistió que se trató de un “fraude” y pidió no temer a repetirlo todas las veces que sean necesarias.

“Gracias a esa resistencia civil pacifica nos convertimos en la esperanza democrática de Bolivia y pese al (supuesto) intento golpe y hasta vergonzoso, porque la verdad de verlos contar otra versión de los hechos hasta da vergüenza ajena”, afirmó.

La autoridad dijo que podrán inventar mentiras, pero que la historia verdadera se va a imponer, porque el pueblo siempre vence a los dictadores. “Nunca, ningún dictador logra cambiar la memoria de una sociedad y así mismo no podrá cambiarla el dictador de (Evo) Morales, tampoco podrá manchar la historia de nuestro país. Fue fraude, no fue golpe”.

Acusó al gobierno de Luis Arce de generar una confrontación “dañina” en Santa Cruz y contra Santa Cruz en una actitud “revanchista”, porque en su criterio el Gobierno no soporta que la “dignidad democrática haya nacido al pie del Cristo Redentor, para defender del fraude a Bolivia”.

En esa línea, sostuvo que usan la justicia corrupta y los poderes del Estado “para perseguirnos, por eso quieren asfixiar a nuestro modelo productivo”, porque Santa Cruz seguirá firme para que el departamento siga “dándole de comer a Bolivia”, manifestó.

“Los cruceños soñamos con un gobierno democrático que respete a los bolivianos en su derecho, que no persiga, que no amedrente”, insistió.

Por otra parte, Camacho dijo que no va a huir porque no es ningún cobarde. “Quiero decirles y esto les va a gustar a los masistas: primero, como es su sueño encarcelarme sepan que no voy a huir del país. No soy ningún cobarde, ni voy a permitir que mi partido tenga que defender a un cobarde que huyó porque le tuvo miedo a la democracia”.

La autoridad departamental también dijo que no dejarán pasar otra década sin pacto fiscal y que con el Censo de Población y Vivienda se podrá realizar una redistribución en el departamento; también dijo que tienen que parar los avasallamientos en territorios indígenas.

Informó que Santa Cruz ha sido el departamento que mejor ha enfrentado la pandemia del Covid-19, aunque también ha reportado el mayor número de muertos.

Comentó que Santa Cruz seguirá siendo el motor económico del país, porque hay una nueva generación que es la esperanza para encarar con una nueva visión la política y la economía.

/RI/Fuente: ANF

Por webmaster

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?