(La Paz, 30 sep ).- Las Fuerzas Armadas (FFAA) de Bolivia decomisaron 106 vehículos de contrabando de los cuales 25 fueron incinerados en operativos efectuados en zonas fronterizas con Chile y Perú en los últimos cuatro días, según explicó el viceministro de Lucha Contra el Contrabando, Gonzalo Rodríguez, que explicó que debieron quemar los vehículos para repeler el ataque de los delincuentes.

En un punto de los 861 km de frontera que Bolivia comparte con Chile está el salar de Coipasa. Ahí, la lucha al contrabando enfrenta su punto más álgido a tal extremo que en los últimos días, los militares bolivianos tuvieron que quemar 25 vehículos con mercadería ilegal porque lo traficantes se organizaron y los atacaron.

Rodríguez, en conversación telefónica con El Deber, dijo que los puntos fronterizos de Coipasa, Huayllas y Panavinto (en Oruro), habían sido vulnerables “durante mucho tiempo”. “Por ahí, se organizan (los contrabandistas) y en caravanas de camiones entran a toda velocidad a Bolivia”.

Los últimos hechos
El miércoles, los agentes se agarraron a tiros con los contrabandistas luego de que interceptaran una columna de 60 camiones que ingresaba a Bolivia con mercadería de contrabando. “Detienen dos vehículos, hieren de bala a un contrabandista, (los demás) al ver que en la intervención había harta gente (militares), retornan a Chile”, relata Rodríguez.

Para el viernes los traficantes se habían reorganizado. Cuando una caravana de 20 motorizados se aprestaba a ingresar al país, obviamente sin pasar el control aduanero, los militares estaban listos para actuar. Ahí fue cuando se registró una refriega que terminó con 19 vehículos incinerados.

“No hubo otra alternativa más que prenderle fuego a lo incautado porque los traficantes cuando vieron que los camiones ardían recién dieron marcha atrás y aprovechando el extenso salar de Coipasa, se internaron otra vez en Chile”, dijo el viceministro.

Al ver que el control militar se puso estricto en la frontera con Chile, estas organizaciones delictivas optaron por trasladarse a Perú para ingresar a Bolivia por Santiago de Machaca.

Y en esa frontera también hubo enfrentamientos, de modo que desde el miércoles al sábado de los 106 vehículos incautados se quemaron 25 en el mismo lugar del operativo; diez personas fueron aprehendidas y tres militares terminaron heridos. También hubo decomisos de armas de fuego.

También Brasil y Argentina
Los industriales piden que las acciones militares anticontrabando también se realicen en las fronteras con Argentina y Brasil.

Ibo Blazicevic, presidente de la Cámara Nacional de Industrias, precisó que la devaluación del yuan en China, el peso en Argentina y el real en Brasil se han convertido en serias amenazas para la industria boliviana, por la permeabilidad de las fronteras.

“Además de las buenas acciones del Ejército, necesitamos que la Aduana transparente las declaraciones de importación para evitar el contrabando técnico que se ha convertido en una nueva amenaza para el comercio legal”.

El director de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz, Wilfredo Rojo, dijo que toda acción en la lucha contra el contrabando es buena, pero discrepa en la violencia, aunque menciona que sólo lo puede catalogar aquel que está en el campo de acción. Sugirió trabajar con las fuerzas chilenas para evitar los enfrentamientos.

En tanto que el gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, Gary Rodríguez, afirmó que se debe aumentar la sensación de riesgo para que menos gente se anime a delinquir, pero también facilitar el comercio legal para promover la formalidad.

/RI/Fuente: El Deber

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?