(La Paz, 29 ene ).- De madrugada, el presidente Evo Morales se presentó en persona a verificar el trabajo de los soldados que coadyuvan en la tarea de levantar la basura acumulada en la ciudad de La Paz, tras casi dos semanas de bloqueo al relleno de Alpacoma.

Vestido con su traje formal, el mandatario estuvo en la zona de Obrajes para observar el trabajo de los militares y recibir el informe de cómo iban las tareas.

“Este tema es de competencia municipal, pero como Gobierno Nacional decidimos colaborar por cuestiones humanitarias ante el inicio de clases. Debemos velar por la salud de nuestros niños y jóvenes; todos somos paceños y queremos una ciudad sana y limpia”, publicó en su cuenta de Twitter.

El conflicto de la basura se resolvió después de que Morales se reunió con dirigentes de Achocalla, para convencerles de que permitan el ingreso de carros de basura a Alpacoma por dos meses más.

El mandatario señaló que fue “una dura y larga negociación”, pero felizmente los dirigentes del municipio de Achocalla han entendido.

Señaló que el Gobierno central no podía “sólo mirar” el problema de la basura, por lo cual era importante explicar la situación a los dirigentes.

Tres fases

Morales anunció que el tema de la basura se está afrontando con una solución integral de tres fases.

La primera fase es la humanitaria, que consiste en las labores de limpieza y recolección de la basura acumulada.

La segunda fase, a cargo de la Alcaldía, consiste en que se busque otro lugar para llevar el relleno sanitario de La Paz, puesto que Alpacoma debe cerrarse en dos meses.

La tercera fase es industrializar, convertir la basura en energía. Expresó su intención de que haya coincidencias con el municipio para avanzar en ese tema, y garantizó que ENDE será el comprador de la energía que se pueda generar.

/RI/Fuente: Erbol

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?