Sonriente aunque esposado, el exalcalde alteño Edgar Patana se presentó el lunes en calidad de acusado principal en el Tribunal Primero de Sentencia Anticorrupción de La Paz, donde fue instalado el juicio oral por la desaparición de 33 vehículos, en un caso tipificado por el Ministerio Público como incumplimiento de deberes y conducta antieconómica.

El juicio al que está sometido el exalcalde de El Alto (2010-2014) tendrá una nueva audiencia el próximo 23 de mayo, según determinó la autoridad judicial.

“El juicio avanzó, por lo menos, en una primera instancia hasta la fundamentación de la acusación fiscal, la acusación particular, el saneamiento procesal correspondiente y posterior fundamentación de la defensa con la declaración del acusado”, señaló en representación de la parte ausdadora el jefe de Unidad de Asuntos Jurisdiccionales de la Alcaldía alteña, Jeral Quisbert, refirió un informe del Gobierno Municipal de El Alto.

“La acusación del Gobierno Autónomo Municipal de El Alto se basa, estrictamente, en que, durante la anterior gestión como funcionario edil y como máxima autoridad del Ejecutivo Municipal, (Patana) ha incumplido sus deberes con relación a tomar las acciones pertinentes al tener conocimiento que en una auditoria se le ha sugerido tomar las acciones necesarias para la ubicación de los 33 vehículos faltantes, automóviles que, a la fecha, son inexistentes y que él, en ese momento, debió tomar las acciones correspondientes”, explicó el funcionario.

El ex alcalde alteño Edgar Patana (centro), acompañado por sus abogados, escucha el lunes la acusación en la primera sesión del juicio oral por presunto incumplimiento de deberes. (AMI)

Patana reafirmó su declaración de inocencia.

«Por querer transparentar el funcionamiento y manejo del municipio, por haber hecho en mi gestión la auditoría, se me hace este proceso por delitos de incumplimiento de deberes y conducta antieconómica», dijo el exalcalde a los periodistas.

Aseveró que en el juicio oral desvirtuará las acusaciones, porque varios de esos vehículos fueron comprados antes de su gestión, en 1985.

«Estoy privado de libertad un año y seis meses, cumpliré mi palabra de no evadir a la justicia y dar la cara en este proceso promovido políticamente», agregó.

El diputado de oposición Rafael Quispe, quien es también querellante, recordó que en 2013 un decreto supremo conminó a los gobiernos municipales a realizar una relevamiento del parque automotor.

Dijo que por ese motivo Patana ordenó la auditoria y contrató a una consultora cuyo informe estableció la desaparición de 33 vehículos como camionetas, vagonetas, equipo pesado y otros.

Quispe afirmó que Patana, quien fue alcalde alteño de 2010 a 2014, no tomó medidas para recuperar los vehículos ni para sancionar a los responsables.

El actual Gobierno Municipal de El Alto, encabezado por Soledad Chapetón, sostiene también que hay suficientes elementos para demostrar que Patana no tomó las medidas legales que debían seguir a la auditoría.

La defensa del exalcalde masista dijo que los errores administrativos que se pudieran establecer son de responsabilidad de los excolaboradores de Patana.

EL ALTO/ RI

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?