(La Paz, 6 mar).- Cuatro miembros del Comando Estratégico Operacional de Lucha Contra el Contrabando (CEO) fueron agredidos el lunes, tras interceptar camiones que ingresaban de forma ilegal al país a través de Oruro. Hubo disparos y una mujer resultó herida.

Según un comunicado del Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando (VLCC), una llamada telefónica al puesto de control La Joya alertó sobre la presencia de una “columna de vehículos indocumentados” que se dirigía al municipio orureño de Eucaliptus.

En ese momento, los militares que custodiaban el puente de ingreso fueron “embestidos” por los contrabandistas; los uniformados se vieron obligados a utilizar sus armas reglamentarias y “dispararon al piso para disuadirlos”, señala otra parte del comunicado.

Fue entonces cuando un fragmento de uno de los proyectiles disparados rebotó hacia la mujer; recibió una herida en la cadera, pero ahora está fuera de peligro.

Ayer, el viceministro del área, Gonzalo Rodríguez, declaró a la red Unitel que los militares fueron golpeados, pero que no tienen lesiones de gravedad. Explicó que cuando los uniformados se percatan de que había una herida, corrieron a socorrerla, acción que fue aprovechada por los contrabandistas para agredirlos “con piedras y palos”, agrega la nota del VLCC.

Con lo ocurrido el lunes, van tres casos de relevancia en la frontera con Chile. El 29 de enero, contrabandistas y miembros del CEO se enfrentaron en Charaña, y una pobladora resultó herida.

El 20 de febrero, en Pisiga, el CEO  interceptó tres camiones con contrabando; una persona falleció y los carros fueron quemados.

El senador opositor Edwin Rodríguez (UD) anunció una petición de informe, puesto que —según él— hay “falencias” en la aplicación de la ley.

El diputado Franklin Flores (MAS) sostuvo que el caso debe ser investigado, porque los militares fueron “emboscados” por los contrabandistas.

/RI/Fuente: La Razon

¿Necesitas Ayuda?