(La Paz, 20 de septiembre 2021).- El conflicto de la Adepcoca derivó este lunes en un embrollo, con la aparición de otros dos nuevos directorios de la entidad, haciendo un total de tres presidentes que pugnan por el control de la Asociación Departamental de Productores de Coca. Además, se reportaron incidentes incluso de enfrentamiento entre los cocaleros.

El conflicto de Adepcoca se arrastra desde hace varios años, entre el sector liderado antes por Franclin Gutiérrez y ahora Armin Lluta, frente al sector liderado por Elena Flores, acusado de ser afín al MAS.

El sector de Armin Lluta, crítico al Gobierno del MAS, tenía el control de la sede de Adepcoca en Villa Fátima, sin embargo, en la madrugada ocurrió una toma violenta, que dejó destrozos en la estructura. La Policía, entonces, se había hecho cargo de resguardar la sede.

Entretanto, Elena Flores, la lideresa del otro bando, llevó adelante una Asamblea en la cancha de Chuquiaguillo para elegir a un nuevo directorio que ingresaría a la sede de Adepcoca.

La Asamblea derivó en hechos de violencia, con enfrentamiento entre los mismos integrantes del sector de Elena Flores. Hubo peleas y hasta se lanzaron sillas entre los propios cocaleros.

Tras ese episodio, el sector de Arnold Alanez se dirigió a la sede de Adepcoca, bajo el argumento de que en la Asamblea se había ratificado la elección del 3 de septiembre, donde había ganado Alanes.

En marcha, el grupo liderado por Alanez ingresó a la sede de Adepcoca, a vista de la Policía que le abrió el paso, a pesar de que poco antes había reprimido y gasificado a otro grupo de cocaleros que hacía vigilia. El dirigente fue proclamado en el lugar como presidente de la Asociación y hasta discursó como tal.

Mientras tanto en Chuquiaguillo, los que se quedaron en la Asamblea eligieron por aclamación a Fernando Calle como presidente de Adepcoca. En este sector acusaron a Alanez de representar a una “zona roja” de producción de coca.

En su discurso en Adepcoca, Alanez negó que vaya a entregar la sede de Adepcoca al Gobierno. Pidió que se respete la mayoría de los Yungas.

En tanto, Fernando Calle, presidente del tercer directorio, reconoció que existe división, pero espera que se unifique de nuevo los Yungas. Anunció que buscará sentarse a dialogar con el sector de Armin Lluta.

Calle desconoció al directorio de Alanez, bajo el argumento de que el mismo no fue posesionado en la Asamblea, sino simplemente se retiró después de los incidentes.

Planteó que su intención es buscar unidad en base a nuevas ideas y romper la estructura representada por Franclin Gutiérrez, Armin Lluta y Elena Flores.

/RI/Fuente: Erbol

Por webmaster

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?