(La Paz, 06 sept).- Un ampliado de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de La Paz, decidió este jueves que desde el lunes radicalizaran sus medidas de presión con bloqueo de caminos. También mantendrán vigilia y las movilizaciones para exigir que se suspenda la erradicación de cultivos en La Asunta y que se libere a sus compañeros.

Los pobladores de los Yungas, piden el abandono de las fuerzas de erradicación (FTC), la abrogación de la Ley General de la Coca, la renuncia del presidente Evo Morales, la liberación de su principal dirigente, Franklin Gutiérrez y otras demandas.

Los yungueños movilizados, que están en la urbe paceña desde el lunes, consideran que las autoridades nacionales pretenden dilatar el conflicto, y denunciaron en reiteradas oportunidades que el Gobierno no actúa como lo hace con los Yungas en el caso del Chapare.

Otra de las medidas de presión será la instalación de una huelga de hambre por parte de las mujeres y mantener las marchas en la sede de gobierno, mientras que el ministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó en esta jornada que la estrategia de lucha contra el narcotráfico en el país es una verdadera política de Estado, por lo que no discrimina fronteras ideológicas, es decir, «no hay preferencia en favor de unos y discriminación en desmedro de otros», en relación a la erradicación de coca.

En la vispera la justicia dispuso un plazo de hasta 72 horas para que la Sala Penal Segunda de La Paz resuelva la apelación presentada por la defensa del presidente de Adepcoca, Franklin Gutiérrez, que exige quedar libre.

RI/Fuente: integrador

 

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?